Fabio, entreador personal en Logroño, durante una clase de Pilates